Sabor a brujería

Tu existencia es atemporal. Te he conocido miles de veces.

Incluso cuando creo que no existes, vuelves a orbitar hacia mí. Nuestro destino es encontrarnos en cada vida, en cada tiempo, en cada mundo. No importa el color que tenga tu mirada ni el tono de tu voz. Al final eres tú, siempre eres tú.

Nos encontramos y nos miramos, nos salvamos y nos dañamos.

―Hasta la próxima vida…

―Quizás la próxima sea la definitiva.

No importa qué rostro tengas ni qué idioma hables. Al final siempre volveré a reconocerte.

¿Cuál es la pista? El sabor de tus besos.

Tus labios siempre saben a brujería.

Aroma de hierbas, cálida suavidad. Sólo un beso para volver a caer en tu hechizo.

Dos besos bastan para hacerme tuya. Después de cinco ya no hay salida.

―¿No piensas quedarte nunca?

―Tendré que intentarlo en la próxima vida.

Por ahora sólo mátame con esos besos que saben a brujería.

2 comentarios sobre “Sabor a brujería

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s