Tus secretos

Conté tus secretos.

Cada uno de ellos, tal cual como tú me los narraste, los conté todos.

Tú me pediste que no lo hiciera, y yo prometí que no lo haría. Pero al final lo hice, rompí la promesa y conté tus secretos.

Se los susurré al oído a alguien, primero fue una palabra y después todas se desbordaron sin que yo pudiera hacer nada. Tal vez ni siquiera intenté detenerme, tal vez era necesario que los sacara de mi mente.

Y ahora son libres, al igual que los míos.

Conté cada uno de tus secretos, desde el más pequeño hasta el más doloroso. Los conté bajo la luz amarilla de la lámpara, con el sabor metálico de la sangre en el paladar, con el dolor en la mejilla y el molesto zumbido en los oídos. Conté tus secretos como si fueran los míos, como si con eso pudiera justificar los años perdidos.

Sus manos acunaron mi rostro y limpiaron mis heridas. Yo recordaba las luces rosas, el sonido de la lluvia contra la ventana, y el ritmo de la canción que sonaba mientras tú me contabas todo lo que había pasado, lo mucho que había dolido, lo aterrador que fue.

Y cuando te fuiste y te llevaste todo, me aferré a conservar tus secretos. Los cuidé por años, como si fueran míos, los protegí esperando que algún día te los pudiera regresar.

Bastó una mala noche para que yo finalmente los pudiera dejar ir.

Sus manos acariciaron mi cabello y secaron mis lágrimas. Ella escuchó tus secretos pero no los comprendió, no le importaban, no tenían significado para ella. Eras un nombre sin rostro, y ella sólo quería escucharme hablar.

Así que conté tus secretos para romper el silencio, para no dar explicaciones, para llenar el vacío. Y sólo me detuve cuando el sabor del alcohol reemplazó al de la sangre y ella finalmente me besó.

Ya no cuido tus secretos, ya no son una parte de mí. No sé a dónde se han ido, no sé si a pesar de los años te puedan volver a encontrar. No sé si alguien más los sabe, no sé cuántas personas más los han merecido.

Conté tus secretos, prometí que nunca lo haría, pero los conté.

Los conté todos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s