Canción de muerte para la joven loca

Inspirado en Canción de amor de la joven loca, de Sylvia Plath

Cierras los ojos y el mundo muere

El cielo arde, las aves lo sienten

Dices que me inventaste en tu mente

 

El fuego purpura nos consume

Rayo a rayo, gota a gota, el agua hierve

Y no hay nada más que este deseo de muerte

 

Yacer en tus brazos o morir en el intento

Sea como sea, ¿importa realmente?

Cerrarás los ojos y el mundo muere

 

Y aquí, en el último día, me miras a los ojos.

Destellos de las explosiones en el exterior reflejados en tus pupilas

Cristales blancos, cegados, que sólo buscan verte

 

Pero el tiempo se agota y el mundo se acaba

El final de la historia; el lazo o las cadenas

Serás tú quien deba darme muerte

 

Nos hemos mentido; no somos como el día y la noche

Y en el último día y la última noche

El tiempo nos ha dejado sin suerte

 

Dijiste miles de palabras que se desbordaron al vacío

Lloramos todo lo que no pudimos explicar

Al parecer era cierto que yo no era tan fuerte

 

 

Es tarde, se acaba el tiempo, se acaba el aire

Escucho el rugir del infierno, me devora por dentro

Y tu sólo permaneces…

 

Así que te ruego, y te imploro, que acabes con esto

Si el fuego ha de consumirme, deja que lo haga

Ahora sólo cierra los ojos y bórrame de tu mente.

 

Bajo las estrellas de fuego, entre los mares hirvientes, yo te recordaré para siempre.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s