Tus ojos

Quiero ver a través de tus ojos. Si no hay otra opción, tendré que comerlos.

Lo pedí amablemente, te pedí que me mostraras el mundo y tú sólo ahogaste mi llanto con una almohada.

Lo pedí sutilmente, te pedí que me explicaras y tú sólo quebraste mis huesos con una palmada.

Lo pedí tantas veces, y tú sólo me observabas.

¿Qué era tan intrigante sobre mí? ¿Qué era tan hermoso? ¿Qué era tan repulsivo?

¿Cómo me veía bañada en luz de luna? ¿Cómo me veía desde la ventana de la habitación treinta y seis?

¿Cómo me veía proclamando tu nombre? ¿Cómo me veía pidiendo que pararas?

Quiero ver a través de tus ojos, quiero poseerlos. Si no hay otra opción, tendré que comerlos.

Tus ojos en los míos, el resultado de la fusión. Yo puedo verlo todo y tú jamás volverás a ver nada.

Cuencas vacías, sangre en la garganta, dedos en la herida.

Lo pedí amablemente.

Sólo quería entenderlo.

Necesito saberlo.

Tendré que comerlos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s