Algo para mí

Tu piel es suave y las puntas de mis dedos están heladas. Un escalofrío en la espalda que se pierde en tu cuello.

¿A caso no me estoy atando a algo que no debería existir? ¿No fui yo quien se puso las cadenas que tu ofreciste como un regalo?

Profundo, despacio, lleno de mentiras. Quizás es sólo posesión.

Sea lo que sea, no sales de mi mente.

Tus labios son de cereza y mis manos buscan calor. Un suspiro que se pierde en un beso.

No estoy enamorada, las dos estamos seguras de ello. No estoy enamorada pero sigo regresando porque aún necesito algo de ti.

Algo de alguien.

Algo sólo para mí.

En silencio, en la oscuridad, en lo más lejano. Los aromas traen recuerdos y ahora no podemos parar.

No hay equilibrio, y seré yo la que terminará cediendo.

Como cada día, como cada noche, como cada caluroso mayo. Al final tú ganas, tú obtienes todo y yo pierdo un poco de esperanza.

Pero el juego fue diseñado con estas fallas, no es culpa de nadie. Yo acepté jugar.

Yo sólo quiero algo, yo sólo quiero cualquier cosa.

Yo quiero algo de alguien.

Algo para mí.

Algo sólo para mí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s